Sicilia Viajes

Descubre Palermo y Agrigento

scala_dei_turchi

Palermo

La capital de Sicilia es un buen lugar para comenzar a recorrer la isla. Palermo es una ciudad vibrante con encanto especial.

Nosotros nos alojamos en la Piazza Ignazio Florio, cerca del Borgo Vecchio. Desde aquí podíamos caminar a la mayoría de lugares de interés.

La primera noche fuimos al barrio de Mondello, la zona de veraneo de los palermitanos, a unos 20 minutos en coche del centro. Anduvimos por el paseo marítimo y cenamos en Bye Bye Blues, un restaurante con merecida estrella michelín. Probamos la tabla de quesos camperos con nueces y mermelada; y la pasta alla norma. Todo regado con uno de los 350 vinos que tienen en su carta.

A la mañana siguiente visitamos el mercado Ballaró, en el barrio de la Albergheria. Una oportunidad excelente para tomarle el pulso a la ciudad.

PALERMO
Mercado Ballaró

En la Piazza Bellini, se encuentran la pequeña capilla normanda de San Cataldo y la iglesia de Santa María dell’Ammiraglio, mezcla de arquitectura bizantina y barroca donde muchos palermitanos se casan. También encontramos cerca la barroca San Giuseppe dei Teatini, y la Fontana Pretoria, quizás la fuente más bella de la ciudad. Continuando la ruta por via Vittorio Emanuele encontraremos la catedral de Palermo. Si seguimos por esta calle encontramos la Porta Nova y el Palacio de los Normandos. Más adelante, aunque no tan cerca como para ir andando, se encuentran las catacumbas de los capuchinos, se pueden visitar tomando el bus 327 y pidiéndole al conductor que te indique cuándo bajar.

Fontana_pretoria_palermo
Fontana Pretoria

Dónde comer

Casi en las faldas del Monte Pellegrino se encuentra, en la Via della Libertà, la Pasticceria Alba. Podemos pedir un helado de pistacho de Bronte o una rebanada de brioche. No muy lejos, el viajero puede sentarse en la terraza de un hotel de lujo, el Villa Igiea, cerca del Monte Pellegrino. Pedir una copa de vino blanco Donnafugata mientras admiras las vistas de la bahía. El Bellotero es una restaurante apreciado por los palermitanos más exigentes. Os recomendamos pedir unos espaguetis con cherna, erizo de mar o un cordero con pistachos acompañado de un Marsala (Donna Franca de los viñedos Florio).

Si todavía tenéis tiempo, una pequeña excursión a las afueras de Palermo nos lleva a un bonito pueblo, Monreale.

Agrigento

Apenas 2 horas en coche separan Palermo de Agrigento. Recorreremos la isla de norte a sur mientras contemplamos la belleza de pequeños pueblos enclavados en el paisaje mediterráneo.

En Agrigento es indispensable visitar el Valle de los Templos para descubrir que los templos griegos mejor conservados no están en Grecia. El conjunto fue construido a lo largo del siglo V a.C.

agrigento
Templo de la concordia

Por la tarde hay que darse un paseo por la Scala dei Turchi y disfrutar de la playa de Torre Salsa, un paraje natural con una playa virgen y paredes como la escalera del turco pero menos concurrida. Para comer os recomendamos Trattoria Pizzeria Manhattan.

Al día siguiente, después de dejar el apartamento en Palermo, continuamos nuestra ruta hasta Cefalú. Os lo contamos en el siguiente post.

 

2 comments on “Descubre Palermo y Agrigento

  1. Pingback: Qué hacer en Cefalú, Vulcano y Taormina | A Cualquier Parte

  2. Pingback: Ruta en coche por Sicilia, o cómo enamorarte de Sicilia. | A Cualquier Parte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: